Conservación de fotografías en placa de vidrio (I)

(en català)

Las “placas de vidrio” son fotografías de plata y gelatina montadas sobre cristal. Esto es, el soporte es el cristal, y la imagen se forma en una emulsión de gelatina con sales de plata.
Una degradación muy habitual es el dicroico (espejo de plata). El espejo de plata es una emergencia en superficie de la plata metálica (Agº) que proviene de la emulsión.
La acidez y la humedad favorecen esta degradación, por eso los perímetros suelen estar más afectados: más expuestos al aire y la acidez (las cajas de cartón donde normalmente están contenidas suelen tener pH ácido, especialmente las antiguas).

Debajo, unas placas de vidrio del fondo Domènech i Montaner del Colegio de Arquitectos de Cataluña (CoAC), del archivo histórico. Lluís Domènech i Montaner fue uno de los arquitectos cumbre del modernismo catalán, dejando un legado arquitectónico memorable. Su pasión por la arquitectura lo llevó a recorrerse toda Cataluña con un equipo de cámara y placas de vidrio para fotografiar la arquitectura románica. ¿Os imagináis? ¿Subiendo montañas en un burro, cámara y placas a cuestas?

placa de vidrio antes y durante el tratamiento de dicroico

Placa de vidrio del Colegio de Arquitectos de Cataluña – Archivo Histórico, con un acusado dicroico (espejo de plata). A la izquierda antes del tratamiento, y a la derecha durante la limpieza de la emulsión.

Conservació i restauració de fotografies

Placa de vidrio del Colegio de Arquitectos de Cataluña – Archivo Histórico, con dicroico leve en los bordes. El vidrio está roto, hay huellas dactilares y también una tira de celo (izquierda). A la derecha después del tratamiento de celos y limpieza de la emulsión.

Una vez hecho el tratamiento se recomienda guardarlas en sobres de cuatro solapas neutros o preferiblemente con carga alcalina. La solapa mejor si cubre toda la superfície, para evitar posibles desigualdades en el envejecimiento y no provocar abrasiones.
El sobre con cuatro solapas hace, además, un efecto amortiguador que disminuiría el riesgo de rotura de este soporte tan frágil frente a vibraciones o manipulaciones descuidadas. Pensad que en uno de los lados quedarían quatro capas de papel con sus respectivos dobleces, haciendo un efecto un poco como un acordeón. Al guardar varias placas ensobradas juntas, cada una tendría amortiguamiento a lado y lado, formado por cinco capas de papel; excepto para la primera y la última placas, claro, sólo amortiguadas por uno de los lados.
Y aún otra ventaja: permite escribir la referencia de la imagen que contiene dentro, evitando sistemas más agresivos con la placa.

2001-115-10 p

Caja de cartón original con perjuicios de acidez (de color amarillo) y sobres de cuatro solapas nuevos, con reserva alcalina, para guardar las placas que ésta contenía. Fondo del archivo histórico de Gas Natural (Barcelona).

Una guía ágil y práctica para identificar y conservar este tipo de fotografías, y muchos otros, es esta: Identificación y conservación de fotografías de Jordi Mestre i Vergés. ¡Os la recomiendo!

4 pensamientos en “Conservación de fotografías en placa de vidrio (I)

¿Qué opinas?