Conservación de fotografías gelatino-argénticas en papel

(català)

La mayor parte de fotografías que nos llegan en blanco y negro son de papel (baritado, o RC –“resin coated”-) aunque podría ser otro (como el cristal, por ejemplo). La emulsión más habitual suele ser la gelatina, y ésta contiene las sales de plata, que son las que forman la imagen. Por su contenido en plata pueden padecer dicroico (también llamado “espejo de plata”) y todas las degradaciones típicas del papel: arrugas, desgarros…
A continuación dos ejemplos de paneles en collage del GATCPAC del Colegio de Arquitectos de Catalunya (CoAC):Conservació i restauració de fotografiesArriba izquierda: antes del tratamiento: suciedad, arrugas y ondulaciones. Derecha: Durante la limpieza de la emulsión.Arriba, izquierda: Un derrame de agua o humedad ha hecho fallar la adhesión sobre el cartón, provocando ampollas y ondulaciones en el borde superior. También hay suciedad y arrugas. Centro: Después de limpiar la emulsión. Derecha: Después de aplanar el papel fotográfico (se han encolado las partes desencoladas).

Conservación

Por su contenido proteico (la gelatina) y celulósico (el papel) las fotografías gelatino-argénticas en papel son muy sensibles a la humedad y las elevadas temperaturas. La gelatina funde a partir de los 40ºC, lo que quiere decir que deja de tener una estructura reticular fija para convertirse en un líquido. Si eso pasa, las sales de plata se moverían libremente en el líquido, o sea que perderíamos la imagen.

2014-022-DSC09617 p

Típica abrasión superficial por pececillo de plata en una fotografía gelatino-argéntica. El lepisma ha roído gran parte de la emulsión fotográfica (la gelatina), dejando una fina capa de papel, y en algunas áreas ni siquiera el papel.

La gelatina se degrada también fácilmente por la acción de bibliófagos, hongos y pececillos de plata especialmente. En el caso de los microorganismos las proteínas se desnaturalizan transformándose en polisacáridos (azúcares) que son solubles en agua a cualquier temperatura. Para los lepismas la fotografía gelatino-argéntica es manjar apreciado, puesto que los papeles suelen ser de calidad, y también la gelatina.
Se recomienda por lo tanto mantener estas imágenes en ambientes moderadamente secos (55% de humedad relativa, aproximadamente) y limpios. En ambientes excesivamente secos la gelatina podría ser demasiado frágil y perder flexibilidad.

¿Qué opinas?