De cabezadas y de corbatas

Las cabezadas de un libro son como la corbata de un vestido: una frivolidad para destacarse el que la lleva. Son como el broche de la encuadernación y reflejan el gusto y pericia de su artífice. Pasaremos revista de su estilos y aspecto, como si fuera el “Lecturas”, e iremos más allá: ¿para qué se sirven? y ¿por qué las encoladas suelen recibir menos mimos por parte de los restauradores? ¿Debemos remplazarlas o restaurarlas?
Los menos entendidos os las miraréis con otros ojos a partir de ahora, porque -como las corbatas- las hay ¡para todos los gustos! Sigue leyendo

El misterio de los nervios de hierro en un manuscrito del XVI

Esther no se agobia con la empresa que la ocupa: quitar una reparación antigua que deformaba unos pergaminos manuscritos. No puedo estar más de acuerdo con ella cuando me dice que es más complejo restaurar algo que ya ha estado … Sigue leyendo

Mínima intervención en el fondo “Serra y Balet”

Tratamiento estándar de mínima intervención en documentación con desperfectos leves: Desinfección, extracción de clips y grapas, consolidación y encapsulado Sigue leyendo

Lo que el viento se llevó

No me gusta tener libros sobre la guerra pero reconozco que este en terciopelo es especialmente bello. Expongo la restauración de este libro por los quebraderos de cabeza que me ha dado en cuanto a la resolución de las partes perdidas, las incrustaciones en madera. Sigue leyendo

Restauración de libro de coro en pergamino y con madera carcomida

El códice manuscrito que he puesto de fondo para la carcoma es un santoral de grandes dimensiones (62 x 44 x 12 cm) cuyas cubiertas estaban muy carcomidas en la zona de unión con los nervios. Sigue leyendo