De cabezadas y de corbatas

Las cabezadas de un libro son como la corbata de un vestido: una frivolidad para destacarse el que la lleva. Son como el broche de la encuadernación y reflejan el gusto y pericia de su artífice. Pasaremos revista de su estilos y aspecto, como si fuera el “Lecturas”, e iremos más allá: ¿para qué se sirven? y ¿por qué las encoladas suelen recibir menos mimos por parte de los restauradores? ¿Debemos remplazarlas o restaurarlas?
Los menos entendidos os las miraréis con otros ojos a partir de ahora, porque -como las corbatas- las hay ¡para todos los gustos! Sigue leyendo

¡Tengo hongos! (¿…o tengo foxing?)

El foxing son hongos … ¡¿o no?!
Una de las mayores preocupaciones en archivos y bibliotecas es la presencia de hongos. Y con razón: se desarrollan sin estridencias, y cuando los detectamos puede haber habido pérdida irreversible de información.
Antes de empezar a estirarnos los pelos, es necesario identificar si los síntomas delatan efectivamente la presencia de hongos, o bien se trata de fòxing. Sigue leyendo

Máquina limpia-libros y nuevos métodos de restauración de encuadernaciones en piel

Desde la máquina de lavar libros a nuevas metodologías para la restauración de encuadernaciones en piel, las visitas a Domènec del taller de restauración de la Biblioteca de la Universidad de Barcelona, ¡son siempre una gozada! Sigue leyendo

Restauración de cartel escolar del periodo de la guerra civil española

Restauración de cartel escolar del periodo de la guerra civil española.
Este mapa representa los típicos carteles escolares: con sus listones para colgarlo y enrollarlo, entelado por el reverso y barnizado en goma laca para protegerlo de la abrasión e impermeabilizarlo. Estaba hecho sobre dos papeles impresos, encolados por una franja horizontal central. Es de 1936, momento en el que estallaba la guerra civil española.
Infinidad de microfisuras erosionaban la superficie originalmente lisa del papel impreso. La eliminación del barniz original ha permitido hidratar de nuevo el papel, devolviéndole la elasticidad. Sigue leyendo

Lo que el viento se llevó

No me gusta tener libros sobre la guerra pero reconozco que este en terciopelo es especialmente bello. Expongo la restauración de este libro por los quebraderos de cabeza que me ha dado en cuanto a la resolución de las partes perdidas, las incrustaciones en madera. Sigue leyendo