El espejo de plata en las fotografías: nuevo procedimiento de eliminación

englishCATALÀ

Ya se ha publicado el artículo sobre el espejo de plata, y cómo eliminarlo de manera segura: “El espejo de plata en las fotografías: importancia, mecanismo de aparición y nuevo procedimiento de eliminación”, de Jordi Mestre, Josep Mª Vergés y una servidora, en la revista Únicum (núm. 17). Junio, 2018. Ed. ESCRBCC, Escuela Superior de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Cataluña. Depósito legal: B-16094-2002, ISSN: 1579-3613. Páginas 5-14 y 127-131.

Podéis comprar la revista para tener el artículo, o bien visitar la versión inglesa del blog, donde ofrecemos una versión resumida del mismo. Muy pronto colgaremos un video para que veáis lo fácil y revolucionario de este nuevo método!

Compartir IGUAL citando AUTORA y ENLACE


Contenido relacionado:
Método seguro y eficaz para eliminar el espejo de plataConservación de fotografías gelatino-argénticas en papelRestauración de fotografías a la albúminaInundación del fondo Buch del Archivo Municipal del Distrito de GràciaConservación y preservación… del lenguaje técnico“Identificación y conservación de fotografías”, 2ª edición impresa

3 thoughts on “El espejo de plata en las fotografías: nuevo procedimiento de eliminación

  1. Hola Rita,

    En primer lugar, gracias y enhorabuena por la investigación y por descubrirnos un nuevo método de limpieza dañando lo menos posible la gelatina de la emulsión. El caso es que la cuestión de eliminar el espejo de plata en fotografías no es solo esa, cuando eliminamos esta “pátina fotográfica” también estamos eliminando parte de la plata presente en la fotografía. Por eso, entre otras cosas, ha sido un tratamiento controvertido. Aunque a veces puede resultar necesario porque distorsiona en gran medida la fotografía, al eliminar parte de la plata, la imagen también se ve afectada. Desde mi punto de vista también sería interesante monitorizar e investigar esa parte, en que medida o de forma cuantitativa, hasta que punto la plata que se elimina durante este proceso afectaría a la imagen -cómo y cuanto-. Igualmente, es un tratamiento “delicado” de abordar porque la pátina del espejo también es un signo “vintage” de autenticidad y antigüedad en las fotografías y un ejemplo de ello es el caso famoso de la pérdida de valor económico en una subasta de una fotografía de Weston por haber eliminado el espejo de plata durante la restauración. Aun así, me parece una investigación muy valiente e interesante porque parece que ha sido un tema un poco vetado siempre y no explorar es no conocer, y también es dar un paso atrás. Creo que lo más importante es siempre estudiar bien a fondo cada caso y tener clara la función que va a desempeñar el objeto para evaluar la pertinencia o no del tratamiento. Gracias de nuevo por vuestro aporte. Un saludo y felicidades.

    • Muchas gracias por tu aportación, Alba.

      Planteas dos cuestiones: de un lado el criterio a seguir, y de otro lado el resultado físico-químico del tratamiento. Te respondo por orden.

      En cuanto al criterio, si un tratamiento de restauración devalúa o no un objeto es una cuestión subjetiva y sujeta a mil apreciaciones. Dependerá de cada objeto y su contexto. Si quitamos el espejo de plata en una única placa de una caja en la que todas tienen, por supuesto estamos distorsionando el conjunto. En cualquier caso, yo creo que no porque en algunas situaciones se opte por la no intervención tenemos que concluir que la intervención devalúa indefectiblemente los objetos, y más aún si nos fijamos en el caso concreto de la opinión de un sólo coleccionista y de las consecuencias económicas del caprichoso mercado del arte. Me parecería aún más absurdo dejar de intentar mejorar intervenciones que en un pasado muy reciente han resultado catastróficas, sólo porque -en ocasiones- se valoran más objetos dañados a objetos bien conservados. Tenemos que entender por qué el espejo de plata aparece para ser capaces de prevenirlo, creo, y no quedarnos con la idea Ruskiniana de que al final todo se va estropear y es mejor no entorpecer el curso de la degradación. Si las cosas se pueden hacer mejor y con más conocimiento, es mucho más probable que esa devaluación (subjetiva, insisto) no sea tal, o incluso lo contrario, como pasa normalmente: que un objeto en buen estado de conservación, se valora más que uno hecho trizas.

      En cuanto al tratamiento en si mismo, a la vista está que una placa con espejo de plata muy acusado no puede ser observada a simple vista. A nivel microscópico, las imágenes muestran cómo esa acumulación de plata no es definida, son acumulaciones de plata que han dejado de ajustarse a una reproducción fiel de la imagen que ese documento quiso transmitir. Es sólo esa plata la que se elimina. Como también muestran las imágenes por microscopía SEM, el carbonato únicamente reacciona con la plata superficial (la que no forma imagen), y mantiene intacta aquella inmersa en la emulsión fotográfica, es más, previene que esta última termine aflorando en superficie.
      Si intervenimos, hemos retirado una plata que ya no forma imagen, y además prevenimos que eso siga en aumento, es decir, prevenimos que la plata que forma imagen llegue a ser plata metálica amorfa que ya no es imagen.
      Si no intervenimos no solucionamos nada, y la acumulación de acidez sigue su curso, perdiendo poco a poco, plata-imagen.

      Si el carbonato ni siquiera es capaz de pulir/rebajar una rebaba de gelatina literalmente microscópica quiere decir que toda aquella plata, que sí forma imagen y que queda por debajo o dentro de la capa de gelatina, está a salvo de posibles menguas. Las imágenes hablan por si solas, y son incluso más explicativas de cuán seguro es el tratamiento, que una medida de grosor. Con la medida de grosor, antes y después del tratamiento no podemos evaluar -cualitativamente- qué parte estamos erradicando. Cuantitativamente, podríamos medir el grosor de cúmulos de plata y suciedad que se ha eliminado, y la verdad es que como tu dices, estaría bien hacerlo, porque se vería que es una cantidad insignificante.
      Desde aquí invitamos a quien quiera a llevar a cabo estas mediciones.

      Muchas gracias

      • Hola Rita, gracias por tus aclaraciones. Estoy de acuerdo contigo en muchas cosas de las que comentas. Si que te he planteado la intervención desde dos puntos de vista, pero básicamente porque a mí el tema del criterio de intervención si me parece muy importante en este tipo de tratamiento y quería comentarlo. Es obvio que en algunos casos eliminarlo puede ser necesario por una cuestión de estética y de pérdida de detalles que no son apreciables bajo esta capa. Habéis creado un sistema de limpieza sencillo y relativamente controlable, que no compromete la emulsión de gelatina -lo cual es genial comparado con otros- pero al eliminar el espejo, aunque ya sea plata que no forma parte de la imagen, la densidad de la imagen si que se va perdiendo tras la eliminación y en ocasiones, el espejo de plata ha vuelto a salir ya que es un deterioro que además de acelerarse por factores ambientales, la oxidación de la plata también es un síntoma del paso del tiempo. Con respecto al empleo del carbonato de calcio para que esto no ocurra, habría que valorar si a largo plazo realmente funciona bien, no interactúa con los materiales y da buenos resultados. No se si ya lo habéis hecho pero si las circunstancias de la investigación os lo permiten estaria genial llevar a cabo tests de envejecimiento acelerado y otras pruebas para poder ver también el comportamiento del tratamiento ante condiciones adversas o simulando este paso del tiempo. Este es uno de los mayores problemas en la conservación de fotografía, como es una disciplina relativamente nueva parece que no hemos tenido tiempo suficiente de ver las reacciones de los tratamientos a largo plazo.

        Y con respecto al tema cuantitativo -en términos de qué cantidad de plata se elimina-, he visto varios artículos que mencionan la posibilidad de un futuro estudio cuantitativo (Bisi, Smith y Albright, 2009), pero creo que realmente nunca se ha hecho -o, al menos, yo lo desconozco-. Seria muy dificil determinar con exactitud que cantidad se retira con respecto a la cantidad total pero intentarlo quizás podría dar una perspectiva más acertada de hasta qué punto estariamos retirando plata que ha pertenecido a la imagen. Podríais también tenerlo en cuenta para futuros estudios ;).

        Creo que en estos casos, lo más importante tal y como mencionáis en las conclusiones, es la prevención y las medidas de conservación preventiva para que el objeto no siga deteriorándose. Porque de nada sirve intervenir si no hay un control a largo plazo para evitar que el objeto continúe degradándose. A mí el tema me parece muy interesante y os doy las gracias por investigar sobre ello. Os animo a que, si os es posible, sigáis haciéndolo porque queda mucho aún por desvelar!

¿Qué opinas?